Todos estamos acostumbrados a entrar en un hotel, congreso o evento y que haya seguridad. Los identificamos al momento, seguridad con uniforme , esposas, porras, etc. , pero lo que nos sabemos es si es esa toda la protección que hay a nuestro alrededor.

En muchas ocasiones la seguridad uniformada no es la única que vela por nuestra seguridad, es probable que a nuestro alrededor haya seguridad sin uniformar que aunque no se les vea están alerta en todo momento. Estas personas son detectives que controlan las zonas pero sin ir uniformados para no llamar la atención y poder vigilar de una manera más discreta.

Los detectives no uniformados son tan importantes como la seguridad uniformada ya que dan cobertura de seguridad al espacio en el que se encuentren. Los directores de las empresas de seguridad cada vez están más convencidos de que ambas vigilancias (uniformadas y sin uniformar) son importantes y son ellos mismos los que llaman a las agencias de detectives para contratarlos.

Una combinación de expertos en vigilancia y control uniformado y no uniformado es lo que mejor funciona. Al estar estos últimos de incognito, pueden moverse libremente por los espacios sin ser captados por el público.

 

 

¿Qué ofrecen los detectives privados sin uniformar?

Los detectives estamos en continuo contacto con investigaciones, tenemos la gran experiencia de observar y vigilar, por ello somos idóneos para la vigilancia no uniformada.

Los vigilantes de seguridad con su traje típico y su placa identificativa disuaden pero no evitan que se vayan a cometer robos o conflictos, para ello los detectives privados observan los movimientos de las personas sin ser detectados. Se obtienen mejores resultados si se cuenta con una combinación de los dos tipos de seguridad.

Los detectives son como una persona más nadie se dará cuenta de que están. Además estamos acreditados a llevar dispositivos tecnológicos ocultos que nos facilitarán el trabajo notablemente.

El artículo 48.1 de la Ley de seguridad Privada 5/2014 los detectives privados somos los únicos profesionales habilitados para realizar vigilancias no uniformadas en lugares como: hoteles, centros comerciales, cines, congresos, actos públicos, subastas, conciertos, casinos.
Esta ley indica que como detectives podemos vigilar, observar y garantizar el buen funcionamiento de cualquier actividad que se de en un espacio sin necesidad de ser identificados por la gente.

En cuanto se tenga sospechas de algo extraño o un comportamiento fuera de lo normal, informaremos directamente a los miembros de seguridad privada para que hagan el resto.

Al no tener que llevar ninguna identificación, los detectives pasamos desapercibidos. Aunque no podemos hacer funciones que son únicas de los vigilantes o personal de seguridad.  Nosotros estamos legitimados y preparados para la vigilancia.

Si necesitas nuestros servicios no dudes en llamarnos.

En culmas contamos con un equipo altamente cualificado para este tipo de trabajos.