Rendimiento y absentismo laboral

Rendimiento y absentismo laboral

El rendimiento laboral implica una investigación para determinar si el empleado cumple con la productividad y eficacia para desempeñar la actividad laboral, además es motivo de despido disciplinario:

  • Su indisciplina, desobediencia u ofensas verbales al empresario o compañeros en el trabajo.
  • La transgresión de la buena fe contractual o abuso de la confianza en el desempeño.
  • La disminución continuada y voluntaria del rendimiento de trabajo.
  • La embriaguez habitual o toxicomanía.
  • O el acoso al empresario o compañeros por motivos raciales, religiosos, sexuales o de discapacidad.
  • Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad cometidas por el trabajador.

Dentro de éste último punto se encuentra el absentismo laboral, el mismo sin justificación es toda ausencia de una persona de su puesto de trabajo, en horas que correspondan a un día laborable, dentro de la jornada legal de trabajo.

Según la actual Reforma Laboral de 2012, el absentismo laboral es motivo de despido por causas objetivas, cuando el trabajador se ausente del trabajo el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o bien, el 25% de las jornadas hábiles en cuatro meses discontinuos, dentro de un periodo de un año.