Transgresión del deber de no concurrencia

Transgresión del deber de no concurrencia

La concurrencia se trata de una situación que se da cuando un trabajador que se encuentra realizando una serie de tareas y actividades para una empresa, realiza a la vez trabajos para otra del mismo sector o bien cuando las tareas que realiza son similares a las que se encuentra desempeñando en ese momento (aunque la empresa no sea del mismo sector).

Se produce la no-concurrencia cuando el trabajo que realiza son actividades que se consideran competencia para la empresa matriz. Es necesario aclarar que no es lo mismo la no concurrencia que el pluriempleo, es totalmente lícito que un trabajador cuente con diferentes empleos. El problema viene, cuando el trabajador tiene un contrato de no concurrencia y realiza el mismo trabajo para dos empresas diferentes.

El trabajo de nuestro equipo de detectives es fundamental a la hora de recabar todas las pruebas necesarias para demostrar el quebranto de no-concurrencia.

Nuestra labor incluirá el seguimiento y la vigilancia del individuo del que se sospecha que está llevando a cabo actividades sospechosas incumpliendo el contrato firmado.

Se puede incurrir a este delito en dos momentos, mientras se está trabajando en una compañía o bien una vez finalizado el contrato, ya que, hay empresas que hacen firmar a sus empleados un contrato de no concurrencia en la que se especifica que aun habiendo finalizado las labores que se realizan para esa empresa no puede trabajar para dicho sector durante un número determinado de años.

En muchas ocasiones no solo se trata de la “doble actividad” que se esté realizando, sino que en ciertas ocasiones el empleado utiliza material y recursos de la empresa matriz.

Hemos sido testigos de casos en los que se ha ido más allá, y se han producido situaciones de competencia desleal, es decir, cuando un empleado “roba” clientes o aprovecha ciertas ideas para perjudicar a la empresa y favorecer a otra.

La aportación de las pruebas que consigamos será fundamental para que el empresario pueda demostrar la actividad ilícita y por tanto llevar ante un tribunal al empleado infractor.

Desde Culmas Detectives utilizaremos todos nuestros recursos para recabar todas las pruebas posibles que demuestren que el exempleado o empleado del que se sospecha ha llevado a cabo el incumplimiento de la cláusula de no concurrencia. Tanto si dicha actividad la realiza de manera autónoma como si lo efectúa para empresas competidoras.

¿Tienes la sospecha de que alguno de tus empleados o exempleados está transgrediendo su deber? Contacta con nosotros. ¡Podemos ayudarte!