Prueba del polígrafo

Prueba del polígrafo

Culmas Detectives se especializa en realización de la conocida como prueba del polígrafo, esta técnica solo puede ser realizada por un profesional autorizado y capacitado, por lo que cuando quieras contratar tales servicios te recomendamos que exijas la habilitación correspondiente en nuestro caso la denominada TIP (consultar Qué es la TIP (Tarjeta de Identidad Profesional)).

La utilización de esta herramienta solo puede realizarse tras haber estudiado su funcionamiento y el entendimiento junto a la práctica, hace del polígrafo una herramienta especializada y útil, sin nada de lo anterior el polígrafo, en las manos equivocadas, da resultados erróneos y creencias erróneas.

Como detectives privados, estamos habilitados para realizar tales pruebas, además antes de la utilización del polígrafo realizamos una investigación previa, a fin de conocer a la persona y saber qué preguntas son las más adecuadas para el caso a tratar.

El control de los impulsos nerviosos es la principal función del polígrafo, capaz de observar alteraciones en dichos impulsos, sobre todo en preguntas emocionales, en las que se demuestran aún más esos impulsos y alteraciones. Los detectives privados estamos especializados además en lenguaje no verbal, por lo que, en el equipo, también habrá otro detective privado capaz de observar los gestos y posibles alteraciones en estos.

Así reforzamos la prueba del polígrafo, mediante un análisis de la mentira y credibilidad de la persona a investigar, que puede o bien intentar ocultar información y/o falsearla.

Como detectives privados conocemos que aquel que oculta información, aunque dice la verdad hay posibles preguntas que esquive, y es ahí donde nuestra especialización toma partido y realiza las preguntas concretas para que el investigado no pueda evadir el momento exacto. En cambio, aquel que falsea la información hace a su cerebro trabajar para crear una historia que parezca real y ocultar la verdad, ante tales hechos suele también centrarse tanto en la historia que en su cuerpo se reflejan gestos de nerviosismo o incertidumbre.

Los detectives privados, somos la figura habilitada por excelencia para detectar las microexpresiones faciales que denoten mentira u ocultación de información, además damos seguridad a la información obtenida, puesto que estamos legalmente habilitados para trabajar.

El polígrafo es útil en situaciones laborales, como negociaciones, también en ámbitos empresariales y familiares. Todo ello se realiza bajo el amparo de la ley sin vulnerar derecho alguno, puesto que se requiere de una autorización de la persona a investigar, nuestro fin como detectives privados es facilitar al cliente la obtención de la verdad o situación ocurrida, obteniendo una autoculpación por parte del investigado.

Los detectives privados rastreamos todo tipo de expresiones y vamos detrás de cualquier indicio de mentira, nuestros analistas cualificados para realizar tales pruebas tienen la experiencia y profesionalidad exigibles en estos casos.

El polígrafo no está reñido con otras técnicas de investigación, se puede complementar con investigaciones y seguimientos realizados por nuestros detectives privados, siendo el polígrafo una herramienta necesaria sobre todo al finalizar las investigaciones si se quiere obtener más seguridad en las observaciones obtenidas con anterioridad, o aquello que no se haya podido obtener con total seguridad, afirmarlo. Por lo que el polígrafo es una herramienta singular pero también complementaria a otras.

En Culmas detectives privados contamos con las últimas novedades en cuanto a herramientas tecnológicas, puedes contactarnos sin ningún compromiso, y exponernos tu situación, nuestros especialistas te recomendarán lo mejor para tu caso.

Si tienes dudas sobre alguna persona, ya sea por motivos laborales, familiares o empresariales no dudes en contactar con nosotros.

634 634 636madrid@culmas.com

Call Now Button¡Llámanos!