Podemos reconocerlo o no, pero desconocemos lo que los hijos hacen fuera de los hogares.

Los menores de edad no tienen la madurez suficiente para decidir correctamente sobre ciertas situaciones, compañías o ambientes.

¿Qué lleva a los padres a contratar a un investigador privado?

Suelen darse fases en las que los menores toman contacto con experiencias nuevas pero estas experiencias pueden llegar a modificar su comportamiento. El contacto con el alcohol, las drogas, las compañías inadecuadas, etc.

Estas situaciones deben tratarse con cautela y precaución.

Además, y para más inri, hoy le sumamos a estas situaciones el uso desmesurado de las tecnologías. El uso de whatsapp, los videojuegos o juegos der rol y las redes sociales nos han convertido a todos en personas antisociales, prefiriendo el contacto online antes que el offline.

Si esto le puede afectar a una persona madura, ¿cómo crees que puede repercutir en un menor que todavía no ha tomado contacto con la realidad y no sabe a lo que se expone?

Todas estas situaciones que los padres muchas veces no conocemos, podemos evitarlas fácilmente a través de la actuación discreta de un detective privado.

Contratar un detective privado para conocer la conducta de los hijos parece algo poco común pero, hoy en día, ya no es tan raro. Cada vez es mucho más frecuente la contratación de detectives privados por parte de padres o familiares para el control de menores.

Este tipo de investigaciones son interesantes para corroborar u obtener las pruebas necesarias para contrastar alguna sospecha de conductas problemáticas o anómalas y así evitar que vayan en aumento.

 

¿Cuáles son los motivos para contratar un detective privado para el control de los menores?

Pequeños indicios nos pueden hacer sospechar que los menores están realizando conductas extrañas a nuestras espaldas.

Gracias a los detectives privados podemos comprobar si esos indicios o sospechas son ciertos.

Las investigaciones más frecuentadas por los detectives privados son para detectar las siguientes conductas:

  • Actos delictivos: Comprobar que los menores llevan conductas conflictivas o cometen actos vandálicos.
  • Consumo de drogas o alcohol: El consumo de alcohol en la adolescencia e incluso en la pre adolescencia es un problema actual muy común. Saber cuánto antes si los menores consumen drogas o alcohol es fundamental para erradicar ese consumo con la mayor rapidez posible.
  • Ludopatías: Es muy importante detectar si los menores sufren algún tipo de adicción al juego antes de que se convierta en un problema de ludopatía.
  • Influencia de sectas o Relaciones con bandas callejeras: Los adolescentes pueden haber entrado en estos ambientes por influencia de su grupo de amigos, por equivocación o dejándose llevar por alguien. Por ello demostrar que el menor es perteneciente (o puede llegar a pertenecer) a una secta o una banda callejera es fundamental para poner medidas y poder apartarle de esas influencias con la mayor brevedad posible.
  • Amistades conflictivas: Las malas compañías son un gran problema ya que influencian y manipulan a los menores.

 

En Culmas Detectives te ayudaremos con cualquiera de estas investigaciones y haremos un informe personalizado de la conducta del menor.

 

Los adolescentes son un caso bastante especial para los detectives y requieren una actuación sigilosa y siempre junto a los padres.

 

Los detectives privados actuarán tomando fotos o vídeos de los lugares que frecuentan para comprobar si las sospechas son ciertas, con el fin de poder tranquilizar a los padres o familiares.

 

¡Si nos necesitas, ahí estaremos!