Los últimos estudios realizados sobre las bajas de empleados concluyen que más del 20% de las bajas laborales de nuestro país, son fraudulentas.

Estos estudios nos aportan datos que demuestran que este tipo de bajas han crecido hasta en un 40% en los últimos años.

Cabe destacar que las bajas laborales son un derecho fundamental de los trabajadores. Esas bajas pueden ser por diversos motivos:

  • Por enfermedad común (gripe, catarro, fiebre…)
  • Algún tratamiento médico (medicamentos que impidan la realización correcta del trabajo)
  • Por enfermedad (depresión, lumbalgia, o enfermedades más graves)
  • Accidente laboral u otro tipo de accidente,

La mayoría de los empleados no utilizan las bajas de manera fraudulenta pero algunos trabajadores pretenden beneficiarse de ello.

 

Soy empresario y sospecho que uno de mis empleados está fingiendo una baja ¿Qué puedo hacer?

Si sospechas que alguno de tus empleados está fingiendo una baja y quieres tomar medidas, puedes investigar al trabajador.

Además, esta investigación está avalada por una sentencia del Tribunal Superior, que permite la investigación privada de una baja laboral por parte del empresario

Si se demuestra que la baja de un trabajador es un  fraude, es una falta muy grave que puede acabar en suspensión de empleo y sueldo al trabajador de 11 a 60 días o incluso derivar en el despido inmediato procedente y sin indemnización.

Para poder sancionar o denunciar una baja fingida, el empresario debe contar con pruebas legales que acrediten su testimonio.

El detective privado es el profesional capacitado para probar estos hechos y entregar las pruebas legales correspondientes.

En la mayoría de casos, para investigar una baja laboral, se realiza un seguimiento sobre la persona, con el find e conseguir pruebas sobre si  tiene otro trabajo, realiza alguna actividad incompatible con su baja o simplemente simula una dolencia.

Un detective privado atravs de una profunda investigación y un seguimiento diario de la persona que se encuentra de baja, puede obtener pruebas relevantes para utilizarlas ante la justicia.

Aunque no todos los casos de bajas laborales son fáciles de investigar.

Los casos de bajas fraudulentas más difíciles de demostrar son aquellos relacionados con el estado de ánimo y la mente o dolencias psicológicas dado que los síntomas no se ven físicamente.

Algo más evidentes, aunque poco más, son los síntomas de baja por dolores de espalda o musculares.

Y mucho más fáciles de demostrar tras una investigación son los casos de bajas fingidas por lesión de una pierna, un brazo o un dedo.

Si piensas que alguno de tus empleados puede estar fingiendo una baja y estas interesado en nuestros servicios no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Desde Culmas Detectives realizaremos un seguimiento exhaustivo y personalizado con el fin de conseguir pruebas legales y contundentes sobre su caso.

¡Te esperamos!