Irse de cañitas con los compañeros del trabajo es el momento perfecto para ser más cercanos, reírte e intimar con ellos sin ser tan correcto de lo habitual. Para otros, es la excusa perfecta para acercarse a ese compañero o compañera por el que siente atracción.

Sí, el trabajo es el terreno favorito de los infieles. Ni salidas nocturnas ni app de citas, la oficina es donde surgen la gran mayoría de las infidelidades. De hecho, hay muchas relaciones de pareja que surgen en el trabajo.

La cantidad de horas de trabajo, la continua convivencia y compartir objetivos comunes son factores que favorecen a despertar interés por otros. Como se suele decir: “el roce no hace el cariño”. Llega un punto que es muy difícil sucumbir la tentación por esa persona de otro departamento.

Así lo confirma un 54% de los encuestados, según una encuesta realizada por Business Insider en 2013. Afirman haber tenido sexo con un compañero de trabajo frente a un 84,5% que había fantaseado sexualmente con alguno de los compañeros.

Al parecer, hay muchos que no llegan a cometer un desliz sexual, pero sí se envían mensajes subidos de tono por el móvil. Depende de a ojos de quién, usar el móvil para ligar no cruza la línea roja de la infidelidad.

Según una encuesta de Sigmados, el 50% de mujeres y un 80% de hombres no piensan que el cibersexo sea una infidelidad. Sin embargo, sí existe un porcentaje de la población que son susceptibles de que sus parejas les estén engañando tanto virtualmente como físicamente.

Comportamientos infieles

Uno de los signos que evidencian que tu pareja te está siendo infiel son las anomalías en su rutina u horario. Si tu pareja comienza a ausentarse a la hora de cenar porque “la cerveza se alargó demasiado” o “perdí el metro” es que tiene un entretenimiento esporádico.

Por otro lado, si le llamas siempre al mediodía porque sabes que está libre y no lo coge, puede ser que esté muy ocupado pasándoselo  mejor con esa persona especial de la oficina. La táctica de “cariño perdona, tenía una reunión” está muy vista ya.

Si estas actitudes se acentúan y el uso del móvil también, claramente es que sus encuentros fortuitos siguen por las redes sociales. Además, si nunca ha tenido código de desbloqueo y ahora sí, es una señal más que indica que algo está ocultando.

Aunque suene contradictorio, un cambio  positivo de actitud en tu pareja puede ser un signo de que está siendo infiel. Generalmente, las relaciones extraconyugales ponen de relieve las relaciones de pareja principales.  Le dan vida, alegría y te ponen de mejor humor. Incluso puede devolver el deseo sexual por tu pareja.

Si piensas que tu pareja se ausenta demasiado y tiene comportamientos extraños no dudes en contactar con nosotros.

En Culmas te ayudaremos a descubrir si tu pareja se está viendo con algún compañero de trabajo.