Atravesar un divorcio es un trámite amargo y desagradable, sobre todo si no es de mutuo acuerdo. En este caso, establecer las medidas para la pensión compensatoria no será nada fácil, pues lo más habitual es que  la situación tanto económica como personal de uno de los cónyuges empeore.

En la vida todo está en continuo cambio y las relaciones personales no se mantienen al margen de ello. Tras superar una ruptura, las personas tendemos a continuar y avanzar con nuestra vida personal y conocer a una nueva pareja es muy probable que ocurra. Pero esto puede “perjudicar” si se es beneficiario de una pensión compensatoria.

Hay que tener claro, que la pensión compensatoria trata de reequilibrar la situación a favor de una de las partes, cuya garantía no es vitalicia, sino temporal. Esto quiere decir que si la situación personal cambia, la prestación económica de la que se es dotado puede perderse.

Casos de cesión de la pensión compensatoria                                                  

Pueden darse circunstancias que motiven al acreedor solicitar la anulación de la pensión compensatoria:

  1. Vivir maritalmente con otra persona
  2. Contraer un nuevo matrimonio

El primero caso, vivir maritalmente con alguien, se entiende como convivencia matrimonial, es decir, una convivencia estable de pareja cuya relación es pública, conocida y no esporádica. Dándose una aceptación generalizada en el círculo social del miembro de que son una pareja. Esta es una de las causas más dadas para cesar la pensión compensatoria en detrimento de contraer matrimonio.

En cuanto a contraer matrimonio, como bien sabéis, se refiere a la unión de un hombre y una mujer adquiriendo unos derechos y obligaciones legales.

La dificultad de demostrar que tu ex pareja tiene una nueva relación es un hecho complicado. De hecho, muchos tratan de ocultar sus reales y actuales situaciones de convivencia estable con otra  persona, porque si se dan indicios del mismo saben las consecuencias.

Cómo descubrir una relación…

A continuación te indicamos qué aspectos pueden acreditar que existe una relación y ayudarte a refutar la modificación de la pensión compensatoria:

  1. Gestos de cariño en vía pública: besos, abrazos, ir de la mano.
  2. La duración de dicha relación.
  3. Convivencia o apariencia de la misma
  4. Visitas y estancia en la casa
  5. Gastos compartidos
  6. Comentarios en las redes sociales
  7. Conocimiento por parte del círculo de amigos

Cómo sabemos que recabar estas pruebas es complicado pues te pueden reconocer, no tienes tiempo y por diversos motivos más, nosotros te ayudamos.

En este punto, entra en juego Culmas, recabamos todo lo que se necesita: documentación, fotos, pruebas de todo tipo, válidas y veraces. Aportamos información en beneficio de nuestro cliente que demuestre que el ex cónyuge tiene una nueva relación.

¡Confía en Culmas!