En los últimos años uno de los servicios más solicitados a las agencias de detectives privados son las famosas pruebas de paternidad y análisis de ADN.

Son muchas las razones por las que los clientes contratan nuestros servicios. Desde averiguar el auténtico padre o madre hasta otro tipo de relaciones familiares como los hermanos.

Gracias a estas pruebas muchas personas pueden saber con certeza, si están ante su padre o madre biológica o ante cualquier otro familiar de sangre.

Debemos destacar que las agencias de detectives no somos los encargados de realizar las pruebas de ADN sino que son laboratorios externos los que se encargan de este proceso. Los detectives solo nos encargamos de recopilar las muestras necesarias, de acuerdo con el ordenamiento jurídico, para poder obtener una prueba fiable de paternidad.

 

Procedimiento a seguir

El trabajo principal del detective es la obtención de la muestra.

Para llevar a cabo el  proceso de ADN necesitamos algún elemento que contenga algún elemento orgánico de la persona a investigar.

La recogida de muestras se hará siempre en un espacio público y se intentará obtener material desechado por la propia persona objeto de investigación como por ejemplo, un pañuelo, colillas, un chicle, una servilleta, etc.

Para conseguir dicha prueba se hacen diferentes tipos de seguimientos y vigilancias. Es muy importante grabar en todo momento el proceso para demostrar que la prueba obtenida es de la persona solicitada y que pueda servir como prueba jurídica.

Tras un seguimiento se recogerá la muestra necesaria. La muestra recogida por el detective, será introducida en un sobre el cual se cerrará con la firma del detective, la fecha en la que se obtuvo dicha prueba, los datos personales del solicitante y será inmediatamente enviado a las instalaciones del laboratorio que será el encargado de analizarlo.

La muestra recogida por el detective nunca se da a la persona que ha contratado nuestros servicios para evitar manipulaciones o contaminación que pueda alterar la prueba.

Todas las pruebas obtenidas por nuestros detectives privados tendrán validez legal, aunque  cabe destacar que para algunos jueces instructores estas pruebas no son legales ya que la persona investigada no ha dado el consentimiento previo para que se le hagan un análisis de ADN.

En cambio, para otros  como la recogida de la prueba es en espacio público junto con las garantías necesarias para su estudio y la necesidad de la persona en saber la existencia de sus progenitores, lo hacen tan válido como cualquier otra prueba, solicitada en vía judicial.

Por lo tanto si sospechas de algún lazo familiar llámanos.

¡Culmas te da la solución!