La ocupación de viviendas de manera ilegal ha crecido en los últimos años de manera notable, una de las causas de esta subida ha sido la situación económica en España que ha hecho que el número de viviendas ocupadas se multiplique.

Esta ocupación va más allá del impago de un alquiler, muchos inquilinos ilegales obtienes además suministros básicos  como luz agua gas al margen de la ley, además hay muchos casos de alquileres a terceros o uso de la vivienda para usos ilegales.

Normalmente el propietario de la vivienda no sabe cómo afrontar esta situación y cómo demostrar con pruebas en un juicio la ocupación ilegal de una vivienda. Para ello son muchos los que recurren a detectives privados especializados en ocupación ilegal de inmuebles.

 

¿Cómo actúa el detective privado?

A veces la única forma de poder recuperar una vivienda que ha sido ocupada y/o se está usando para fines ilegales, es por medio de la justicia. Los casos más críticos y difíciles requieren de pruebas válidas para demostrar la realidad y apoyar la decisión judicial final. Para ello, se necesita la presencia de un detective privado.

El detective privado se ha convertido en una parte eficaz y necesaria para conseguir las pruebas necesarias para interponer las denuncias o demandas correspondientes ante una ocupación ilegal de vivienda y todo gracias al trabajo de obtención de pruebas.

El detective privado realiza un seguimiento de los investigados y pruebas de que la vivienda ha sido ocupada o bien se está utilizando para fines ilegales.

Los detectives obtienen vídeos y fotos que sirven como pruebas en los juicios y que ayudan a que la sentencia sea favorable y se pueda proceder al desalojo de la vivienda.

En Culmas detectives ofrecemos un servicio profesional y especializado en ocupación ilegal de viviendas.

¡Llámanos!