Y ahora ha cambiado alguna de las circunstancias por las cuales le fue concedido el uso y disfrute del domicilio.

La solución es más simple de lo que parece, se trataría de comprobar qué es lo que ha cambiado y para ello se necesita contratar los servicios de un detective privado, pues es la mejor solución para la modificación del uso y disfrute de la vivienda familiar. Si queréis saber más acerca de ello, o tenéis dudas, continuar la lectura, prometemos que no os quedaréis con ninguna incertidumbre y contrataréis los servicios de un profesional de la investigación habilitado.

El momento del divorcio

Aunque muchos queréis dejar atrás todo ese suceso, es necesario saber lo que ocurrió y concurrió en ese momento para realizar una mejor investigación del caso a tratar. Por lo que deberéis comunicar a vuestro abogado y detective privado, qué ocurrió y qué está ocurriendo ahora, ambos profesionales aunarán fuerzas para lograr un objetivo común, la satisfacción del cliente, es decir, de vosotros.

No se trata ya de obtenerlo todo y dejar a la otra parte sin nada, sino de querer aplicar justicia a hechos que pueden pasar desapercibidos si no se obtienen las pruebas gráficas y testimonios necesarios.

En el momento del divorcio, uno de los temas candentes es el uso y disfrute de la vivienda familiar, que pudiendo ser propiedad de solo uno de los excónyuges, podrá ser usada y gozada por el otro. Esto, que en un principio parece injusto, la justicia lo explica debido a varias características y acontecimientos que pueden darse en el momento de la separación.

Dichos supuestos son variados, entre ellos queremos destacar el hecho de tener hijos y poseer la custodia de ellos, este caso es uno de los más simples para otorgar el uso del hogar familiar, pero…

¿Qué ocurre si mi expareja está conviviendo con otra persona en mi casa?

Bueno aquí la cosa cambia, puesto que a la hora de divorciarse tu expareja posiblemente no habitara en la vivienda familiar con nadie. Debido a este nuevo acontecimiento el uso y disfrute de la vivienda familiar cambia, puesto que el domicilio familiar pierde la noción de familiar que tenía antes de la separación y adquiere una nueva familia, dejando atrás todo lo referente a la anterior.

Cuando lo anterior sucede la expareja ya no estaría en derecho de hacer un uso de la vivienda familiar, ya que tiene un nuevo entorno familiar y no cuenta con la necesidad de seguir utilizando la casa para su “nueva familia”.

Desde Culmas hemos realizado la siguiente tabla para representar posibles casos y sus correspondientes soluciones prácticas, en las que contratar un detective privado aportará una visión objetiva e independiente de lo ocurrido:

ANTES

Uso de la vivienda familiar por parte de hijos y excónyuge en cuya compañía queden dichos hijos.

AHORA

  • HIJOS INDEPENDIZADOS
  • CONVIVE CON NUEVA PAREJA
  • CAMBIOS en la custodia de los menores o en el CUIDADO proferido hacia ellos.

SOLUCIONES

Para el primer caso, los hijos se han independizado por lo que el investigador privado deberá obtener pruebas gráficas de la independencia de los hijos y la no convivencia de estos en la vivienda familiar.

En el segundo supuesto, existe una relación de análoga convivencia con otra persona, por lo que, el detective deberá comprobar esta relación, la supuesta convivencia, que de ser comprobada extinguirá el uso y disfrute del domicilio familiar.

Finalmente, en el tercer caso, el excónyuge ya no cuida o dedica tiempo para los hijos, pudiendo ocurrir también que no pernocte en la vivienda familiar, por lo que, el detective privado comprobará si tales hechos ocurren y aportará información a fin de celebrar un juicio posterior para la modificación de las medidas impuestas anteriormente.

ANTES

No tenían hijos, pero el EXCONYUGE estaba:

  • ENFERMO
  • INCAPACITADO PARA TRABAJAR
  • APUROS ECONÓMICOS

AHORA

  • SU SALUD ES FAVORABLE
  • TRABAJA EN NEGRO
  • PERCIBÍA MENOS DE 420€ MENSUALES, PERO AHORA COBRA MÁS

SOLUCIONES

Para todos estos supuestos, la figura del detective o investigador privado es fundamental puesto que:

  • En un juicio posterior se considera al detective como un testigo privilegiado.
  • Aporta pruebas gráficas y un informe documentando lo que ocurre de forma objetiva
  • Es esencial para conocer qué está ocurriendo.
  • Se pueden encontrar otras conductas que se desconocían. Como posibles cambios en la custodia, o la posibilidad de modificación de cualquier medida, como la modificación de la pensión alimenticia.
Si piensas que tu expareja está haciendo un uso indebido del domicilio familiar, y se aprovecha de ello, no lo dudes y valora la posibilidad de contratar una agencia de investigación privada.

¡En Culmas Detectives te ayudamos con tu caso!

Por último, os agradecemos la lectura de este post y estamos a vuestra disposición, las 24 horas del día, en el teléfono 634 63 46 36 y en la dirección de correo madrid@culmas.com.

Solicita información

Compartir en redes
Call Now Button¡Llámanos!