En los últimos años han aumentado de forma considerable las solicitudes de investigación de custodias.

En un proceso de divorcio la custodia de los hijos es la situación más dolorosa para los progenitores.

Establecer si la custodia será compartida o no será decisión de un Juez, el cual tendrá siempre en cuenta, prioritariamente, los intereses del menor.

Además, el juez podrá pedir la opinión de especialistas cualificados relativo al régimen de custodia más beneficioso para el menor y a la idoneidad de los padres para ejercer la patria potestad.

El problema aparece una vez concluido el proceso. Cuando la decisión tomada por el juez es firme y determina la custodia. En la mayoría de los casos las partes no están de acuerdo con la decisión judicial.

En el momento en el que uno de los cónyuges no está de acuerdo con la custodia o piensa que su hijo puede estar en peligro con la otra persona, solicita la ayuda de un detective.

El papel de los detectives privados en los casos de custodias es muy importante, ya que la ausencia de pruebas para demostrar los perjuicios al menor o la insuficiencia de datos es, en numerosas ocasiones, motivo de archivo de la causa como para dictar una sentencia realmente favorable al menor.

El detective privado debe realizar informes a partir del seguimiento e investigación del progenitor en cuestión, probando así las conductas del mismo que puedan ser perjudiciales para el menor, como no cumplir con las responsabilidades y deberes en relación con los hijos.

Causas para retirar la custodia del menor al progenitor

Las causas para probar que uno de los progenitores no puede hacerse cargo de un menor, por lo tanto no puede tener su custodia, son las siguientes:

  • Situación de peligro para el menor
  • Desatención del menor
  • Trato inadecuado al menor
  • Indicio de consumo de drogas o alcohol por parte del progenitor
  • Indicios de maltrato
  • Abandono del menor
  • Situación económica desfavorable para el menor
  • Trastorno mental del progenitor

Se realizará un seguimiento e investigación privada adecuada al caso, aportando un informe que se podrá adjuntar como prueba en el proceso judicial.

Nuestros detectives privados pueden aportar información y ayudar a resolver los siguientes conflictos:

  • Encontrar pruebas que demuestren que uno de los conyugues no es apto para tener la custodia del niño:pruebas claras que demuestren conductas inadecuadas, peligro del niño, comportamientos violentos, etc.
  • Aportar experiencia que permita lidiar con esta situación:Guía y asesoría sobre qué hacer en estos casos. La amplia experiencia en esta clase de situaciones nos ayuda a detectar señales y saber el camino para llegar a las pruebas más rápido.
  • Resolución de conflictos o llegar a un acuerdo:Si la contra-parte se encuentra con pruebas en su contra, se puede llegar a un acuerdo amistoso sin necesidad de acudir a la justicia.

 

Si piensas tu ex pareja es un peligro para tu hijo o que el menor puede estar desatendido o en malas condiciones valora la posibilidad de contratar una agencia de investigación privada.

¡En Culmas detectives te ayudamos con tu caso!