Cada vez son más los propietarios de pisos con renta antigua que se enfrentan a numerosos fraudes y necesitan pruebas para demostrar que son víctimas de estos. Por ello los propietarios de viviendas que se ven envueltos en estas situaciones recurren a detectives privados para demostrar estas estafas.

 

La intervención de una agencia de detectives y las pruebas que estos pueden aportar son determinantes a la hora de solicitar la extinción del contrato y reclamar posibles indemnizaciones una vez extinguido éste.

 

Los casos más comunes a los que nos enfrentamos las empresas de detectives privados en esta área son los siguientes:

 

  • Subarriendo del inmueble o alquiler de habitaciones: nuestros detectives obtendrán información sobre la identidad de los ocupantes verdaderos de una vivienda arrendada. Averiguarán si su vivienda está subarrendada a  otras personas con alquileres de subarriendo más caros que el de arrendamiento o si se están llevando acabo alquiler de las habitaciones.

 

  • Duplicidad de viviendas para mantener una renta antigua: con las pruebas aportadas por los investigadores privados podrá demostrar que los inquilinos de una vivienda con renta antigua no hacen uso de ella e identificar el verdadero lugar de residencia del inquilino que firmó el contrato. Si alguien cuenta con una vivienda de renta antigua en propiedad y sospecha que está deshabitada, que no es cierto que el inquilino o familiar directo viva en ella, puede poner fin al contrato de manera directa, pero siempre con pruebas de por medio.

 

  • Localización de Inquilinos morosos: si el inquilino de una vivienda debe dinero y no se consigue localizarlo, nuestros detectives privados conseguirán su dirección y ubicación actual.

 

  • Uso del inmueble para fines ilícitos: si se sospecha que un arrendado utiliza una vivienda para fines que no son los acordados en el contrato o que se llevan a cabo actividades ilícitas dentro de dicha vivienda podemos ponerle solución a través de pruebas.

 

  • Ejecución de obras sin consentimiento no permitidas en el contrato: Si Se han realizado obras no consentidas en el contrato o han provocado daños intencionados en el inmueble, se podrá demostrar gracias a la investigación de nuestros detectives.

 

Una vez se ha detectado el caso particular de cada arrendador, los detectives podemos demostrar y obtener pruebas de dichas irregularidades o fraudes. ¿Cómo?

 

  • Comprobando las entradas y salidas de la vivienda y la actividad de los inquilinos. Con ello podremos saber si pasan la noche allí o no, si utilizan la vivienda para otros fines o si viven otras personas diferentes a las que firmaron el contrato.

 

  • Realizando un seguimiento que nos muestre si el arrendatario vive en dicha vivienda o utiliza otra.

 

  • Haciendo preguntas a los vecinos de manera discreta intentando averiguar más información.

 

  • Si son locales o despachos abiertos al público podremos solicitar sus servicios para comprobar el estado del local, las obras realizadas, las actividades que se realizan dentro, etc.

 

 

El informe y pruebas generadas por un detective privado son documentos aceptados en juicios, por lo que le será muy fácil demostrar que está siendo víctima de un fraude.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones no dudes en contactar con nosotros. En Culmas Detectives estaremos encantados de ayudarte.